Brasil, 21 de enero.- Tres familias cordobesas que veraneaban en la ciudad brasileña de Florianópolis fueron desvalijadas por 4 delincuentes armados que las sorprendieron mientras terminaban de cenar en una casa alquilada.

El robo se produjo en una casa ubicada en Açores, un pequeño barrio de esa ciudad del sur de Brasil, muy frecuentada por turistas argentinos. Cuatro jóvenes de unos 20 años irrumpieron armados en una vivienda en la que se habían reunido a cenar seis matrimonios, algunos de ellos con hijos. Una de las víctimas, María José Díaz, contó que se juntaron a comer seis parejas amigas, pero al momento del asalto sólo quedaban tres.

"Nos ataron a todos y a mi marido le pegaron", relató una de las mujeres asaltadoas, aún conmocionada por el robo. Los delincuentes permanecieron una hora y media adentro de la casa, y finalmente se llevaron celulares, dinero, bolsos y consolas de videojuegos, entre otros elementos de valor. "Todo lo que teníamos de valor lo cargaron en mochilas", dijo la mujer. Los delincuentes, que habían llegado al lugar a bordo de dos motos, exigieron a dos de los matrimonios que les entregaran las llaves de los autos.

La mujer contó que habían llegado a Açores la noche anterior al asalto y dijo que ya ha habían ido a veranear a ese lugar en otras oportunidades. "La alarma de la casa sonó, pero la seguridad que supuestamente hay acá, no llegó. Se vivió un momento muy feo", dijo la turista argentina, y recordó que en un gesto de clara impunidad "los ladrones se reían y cantaban".