DESTROZADO. Con esa palabra definieron los rescatistas el estado del hotel después del evento. La estructura fue desplazada y quedó tapada de nieve. 

 

Una avalancha de nieve provocó una tragedia en un hotel ubicado en el centro de Italia, con un saldo fatal que anoche ascendía a 3 muertos y 30 personas atrapadas en su interior. Al cierre de esta edición, los equipos de rescate seguían trabajando en medio de las condiciones climáticas adversas, para tratar de sacar lo más rápido posible y con vida al resto de las víctimas.


‘Los trabajos de rescate durarán horas y horas, muchas, aun en una condición atmosférica que no es positiva‘, dijo Titti Postiglione, de Protección Civil, en rueda de prensa desde Rieti, donde se centralizan las tareas de búsqueda de sobrevivientes.


El edificio de la tragedia es el hotel Rigopiano, que fue sepultado por un alud de nieve tras la serie de terremotos, cuatro de ellos mayores a cinco grados en la escala de Richter, que golpearon al centro de Italia.


Con equipos de rescate de distintas fuerzas, como bomberos y protección civil, trabajando desde las 4 de la mañana, los grupos de socorro confirmaron tres víctimas fatales por el alud que movió 10 metros la estructura del hotel, lo sepultó bajo nieve y mantenía encerradas dentro a unas 30 personas.


Según varias reconstrucciones de los hechos, tras el rescate de los por ahora únicos dos sobrevivientes, los huéspedes del hotel de la localidad de Farindola, 170 kilómetros al noreste de Roma y a más de 1.200 metros de altura, se encontraban en el hall esperando que los fueran a rescatar, tras quedar atrapados por la nieve que caía antes del alud, cuando se produjo la avalancha.


El Hotel, de 4 estrellas tenía spa, canchas de tenis y pileta climatizada, y promocionaba habitaciones ‘exclusivas‘ con camas de ‘hierro forjado‘ y ‘vistas al macizo del Gran Sasso‘. 


Las habitaciones dobles en temporada alta rondaban los 200 euros por noche, con público en su mayoría de diversas regiones de Italia que en invierno viajan a las zonas donde se practica esquí. ‘El hotel está destrozado. Ya no existe‘, aseguró un rescatista del cuerpo de bomberos.


‘Estamos frente a una tenaza sin precedentes. Por un lado un fenómeno meteorológico con nevadas que no se recordaban, y por el otro hechos sísmicos de una intensidad muy elevada‘, aseveró ayer el primer ministro de Italia, Paolo Gentiloni.