El ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino López, tildó como una "locura" la advertencia realizada anteriormente por Donald Trump al referirse sobre el conflicto en venezuela: "Tenemos muchas opciones para Venezuela. Y por cierto no voy a descartar una opción militar. Tenemos tropas por todo el mundo en lugares que están muy lejos, y Venezuela no está lejos", declaraba en mandatario estadounidense. 

 

"Yo digo que esto es un acto de locura, de supremo extremismo. Hay una élite extremista del gobierno de los Estados Unidos, (con la) que realmente no sé que está pasando, qué va a pasar en el mundo, si es que se va a acabar con la humanidad, con el planeta tierra, todos sus recursos", declaró el ministro al canal estatal VTV.

 

Si bien Padrino López prefirió que sea la Cancillería venezolana la que fije la posición del gobierno al respecto, adelantó que "como soldado" estará junto a las Fuerzas Armadas "en primera fila defendiendo los intereses y la soberanía" de su "querida y amada" Venezuela.

 

El portavoz del Pentágono Eric Pahon aseguró que el organismo no ha recibido ninguna orden sobre Venezuela tras los comentarios de Trump, reportó la agencia de noticias Reuters.

 

Por su parte, el gobierno de Chile rechazó la amenaza de una intervención militar en Venezuela, tras las polémicas declaraciones del presidente estadounidense Trump sobre la crisis en el país sudamericano.

 

"Reiterando todos los términos de la Declaración de Lima sobre Venezuela, Gob Chile rechaza amenaza de una intervención militar en Venezuela", publicó anoche el canciller de Chile, Heraldo Muñoz, en su cuenta oficial de Twitter.

 

 

El mandatario estadounidense rechazó también ayer la propuesta de su homólogo venezolano, de mantener una conversación telefónica hasta que "restablezca la democracia en el país", según informó la Casa Blanca.

 

"Trump ha pedido a Maduro respeto por la Constitución, elecciones libres y justas, la liberación de los presos políticos y el cese de las violaciones a los Derechos Humanos (...). Al contrario, Maduro ha elegido el camino dictatorial", agregó la Casa Blanca en un comunicado.

 

Venezuela atraviesa una crisis social y política, que desde abril pasado se volcó a las calles con una ola de protestas a favor y en contra del gobierno de Maduro, en las que ya hubo más de 120 muertos.