El papa Francisco afirmó que, en su opinión, "las mujeres son más valientes que los hombres" al hablar durante la audiencia general sobre la figura de Judit una persona de "gran belleza y sabiduría que habló al pueblo con el lenguaje de la fe".
 

Se refirió de este modo a Santa Judit, heroína israelita del Antiguo, quién  expuso valientemente su vida para  obtener la libertad para su patria, Israel, y la libertad para su religión. "La valiente Judit -recordó este miércoles el Papa- se acercó al jefe del ejército y logró cortarle la cabeza, decapitarle. Fue valiente en la fe y en sus obras".

 

Sobre ella dijo que "nos muestra a una mujer llena de fe y de valor, capaz de orientar a los hombres y mujeres de su tiempo, que se enfrentaban a una situación límite y desesperada, hacia la verdadera esperanza en Dios".
 

Invitó a los católicos a, como ella, "mirar más allá de las cosas del aquí y el ahora, y descubrir que Dios es un Padre bueno que sabe todo lo que nos hace falta mejor que nosotros mismos".
 

También dijo: “Si hacemos algo de memoria cuántas veces hemos escuchado palabras sabias, valientes de personas humildes, de mujeres humildes, que uno piensa, sin despreciarlas, que son ignorantes. Pero son palabras de la sabiduría de Dios”, dijo.
 

“Las palabras de las abuelas. Cuántas veces las abuelas saben decir la palabra justa, la palabra de la esperanza, porque tienen la experiencia de la vida, han sufrido tanto. Confiaron en Dios y el Señor les da este don de darnos este consejo de esperanza”, agregó.
 

En sus saludos en español a los peregrinos de España y Latinoamérica dijo: “Los invito a todos a que, conscientes de que el amor de Cristo nos apremia, no dejen nunca de rezar para que los cristianos trabajemos, con respeto fraterno y caridad activa, por llegar a la tan deseada unidad”.

 

Fuente: Télam