La Policía brasileña encontró en un municipio colindante a Río de Janeiro un vehículo calcinado con un cadáver, también quemado adentro, con la placa del mismo auto que fue alquilado por el embajador griego en el país, Kyriakos Amiridis, desaparecido desde este lunes.
 

Kyriakos Amiridis, embajador griego en Brasil.

 

El coche fue hallado debajo de un viaducto del Arco Metropolitano, a la entrada de Nova Iguaçu, municipio colindante a Río de Janeiro, y en su interior había un cadáver carbonizado, según señaló la Policía Civil de Río de Janeiro.
 

Amiridis, de 59 años, fue visto por última vez en la zona el lunes y su paradero era desconocido desde entonces, según una denuncia recibida hoy por la Policía Civil del estado de Río de Janeiro.
 

El caso de desaparición fue asumido por una comisaría especializada de la Policía Civil en la Baixada Fluminense, una zona deprimida integrada por varios barrios vecinos a Río, en donde se concentran las búsquedas, informó la dirección del organismo.