El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reconoció este miércoles a Jerusalén como capital de Israel, provocando numerosas reacciones internacionales.

 

Mientras que el movimiento islamista Hamás llamó este jueves a los palestinos a empezar una tercera intifada, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, confía en que otros países también trasladarán sus Embajadas a la ciudad santa.

 

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, ha dicho que Jerusalén tiene que ser la capital tanto de Israel como de un futuro Estado Palestino. Estas son las principales reacciones de la comunidad internacional. 

 

Israel

 

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha dicho este jueves en una declaración en el Ministerio de Asuntos Exteriores que ya está en contacto con otros países que reconocerán a Jerusalén como capital de Israel aunque no precisó cuáles. “Muchos otros países van a mover sus Embajadas a Jerusalén”, declaró el primer ministro. Por su parte, el Ejército israelí reforzará sus fuerzas en Cisjordania después de la decisión de Trump.

 

Hamás

 

El movimiento islamista Hamás, que declaró que la decisión de EE UU abría las puertas del "infierno",  llamó este jueves a los palestinos a empezar una tercera intifada. El líder de Hamás calificó Israel de “enemigo sionista” y dijo en una conferencia de prensa celebrada este jueves en Gaza que “mañana viernes 8 de diciembre será un día de la ira y el comienzo de una nueva Intifada, llamada la liberación de Jerusalén”.

 

Organización para la Liberación de Palestina (OLP)

 

El secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, dijo que el reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel por parte del presidente de EE UU, Donald Trump, "destruye cualquier oportunidad para la solución de los dos Estados". La decisión anunciada el miércoles, agregó, "prejuzga, dicta y cierra puertas para las negociaciones".

 

Arabia Saudí

 

Arabia Saudí expresó este jueves su "profundo pesar" por la decisión del presidente estadounidense, que considera un paso "injustificado" e "irresponsable". Según un comunicado de la corte saudí, la decisión no altera "los inalienables derechos históricos" del pueblo palestino pero representa una "drástica regresión" en los esfuerzos para lograr una solución negociada al conflicto. 

 

Turquía

 

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha señalado este jueves que el anuncio de Estados Unidos hace caso omiso de la decisión de Naciones Unidas de 1980. Además, el presidente —quien ya amenazó con romper las relaciones diplomáticas con Israel—, organizará el 13 de diciembre en Estambul una cumbre de la Organización para la Cooperación Islámica "para permitir a los países musulmanes que actúen de forma unificada y coordinada antes estos acontecimientos". 

 

Irán

 

El ministro de Exteriores iraní ha condenado "seriamente" la decisión de Trump, según recogen medios estatales. El líder supremo de Irán, Alí Jamenei, había dicho, antes de que se produjera el anuncio, que los planes del presidente de EE UU son resultado de su "desesperación y debilidad".  "En la cuestión de Palestina, tienen sus manos atadas y no pueden alcanzar sus objetivos", ha defendido el líder supremo.