Una vacuna eficaz contra múltiples tipos de coronavirus está siendo probada con éxito en ratones, según un estudio publicado en el Journal of Experimental Medicine por investigadores de la Universidad de Osaka, en Japón.

La investigación demuestra que en las primeras pruebas de laboratorio se observó que la vacuna estimula la producción de anticuerpos neutralizantes no sólo contra SARAS-CoV-2 (el virus que causa la Covid-19), sino también contra SARS-CoV-1 (responsable del síndrome respiratorio agudo severo, SARS) y otros tres coronavirus similares de murciélagos y pangolines.

Si estos efectos se confirmaran en humanos, el suero podría abrir el camino hacia una vacuna de nueva generación para prevenir las futuras pandemias de coronavirus, informó hoy la agencia ANSA.

Los inmunizantes actuales en uso contra el coronavierus, de hecho, no son de amplio espectro: solo pueden estimular la producción de anticuerpos que reconocen la "cabeza" de la proteína Spike específica del virus SARS-CoV-2 y no la de los otros coronavirus.

Para superar este problema, los investigadores japoneses "encapucharon" la proteína Spike, de modo que el sistema inmunológico no reconociera la "cabeza" específica del virus, sino el "corazón", que sigue siendo casi idéntico en los distintos coronavirus.

Para ello, modificaron genéticamente el dominio de unión al receptor de la proteína de la espiga del SARS-CoV-2, cubriendo su región de la cabeza con moléculas de azúcar adicionales.

Estas moléculas de azúcar podrían proteger la región de la cabeza del sistema inmunitario y potenciar la producción de anticuerpos contra la región central no protegida del dominio de unión al receptor.

El profesor Tomohiro Kurosaki, del Centro de Investigación de la Frontera Inmunológica del WPI en la Universidad de Osaka (Japón), afirmó que "aunque es posible la generación de anticuerpos ampliamente neutralizantes, es poco probable que la infección por el SARS-CoV-2 y las vacunas actuales proporcionen protección contra la aparición de nuevos virus relacionados con el SARS", consignó la agencia Europa Press.

Añadió que "dado que anteriores epidemias de coronavirus como el SARS-CoV-1 y el MERS-CoV se han producido debido a coronavirus zoonóticos que cruzan la barrera de las especies, la posibilidad de que surjan virus similares en el futuro supone una amenaza importante para la salud pública mundial, incluso ante la existencia de vacunas eficaces para los virus actuales".