La viuda del embajador griego en Brasil, confesó a la policía haber participado en el asesinato de su marido cuyo cuerpo fue incinerado y abandonado debajo de un puente en Río de Janeiro.
 

 

La brasileña Francoise Souza Oliveira de Amiridis, viuda del embajador Kyriakos Amiridis, "confesó haber participado" en el asesinato ocurrido esta semana en Nueva Iguazú, ciudad del norte de Río de Janeiro, informó la cadena Globo.
 

Globo no aporta detalles sobre cual fue el rol de la mujer en el crimen del diplomático Amiridis, de 59 años, con quien convivía desde hace 15 años, y con quien tiene una hija de 10 años.
 

La pareja reside en Brasilia y se encontraba en Río para pasar el Año Nuevo y unos días de vacaciones. Según trascendió, habían protagonizado una durísimas pelea tres días antes de la Navidad.