Un total de 190 tortugas gigantes criadas en cautiverio en el archipiélago de Galápagos fueron liberadas como culminación de un proceso de repoblación de esta especie, informó el Parque Nacional Galápagos.

 

Tras una expedición que empezó a la madrugada del pasado lunes, se liberó en la isla Santa Fe a las tortugas gigantes, de 4 a 5 años de edad, en una operación que forma parte de la Iniciativa para la Restauración de las Tortugas Gigantes (GTRI).

 

 

Detalló que para esta labor se requirió la participación de un grupo de 26 personas, entre guardaparques de la Dirección del Parque Nacional Galápagos, científicos de Galápagos Conservancy y voluntarios.

 

Las 190 tortugas, que se mantenían desde su nacimiento en el centro de crianza de la isla Santa Cruz, son de la especie Chelonoidis hoodensis, de la isla Española.

 

Antes de su liberación pasaron por controles veterinarios y de cuarentena, en los que se confirmó que los quelonios "gozan de un óptimo estado de salud", apuntó en un comunicado en el que señaló que ahora las tortugas están en la isla Santa Fe, cuya población original se extinguió hace más de 150 años.

 

 

Para su traslado hasta Santa Fe, se acomodó a las tortugas en cajas metálicas y se las embarcó en una lancha para un viaje que duró unas dos horas.

 

Posteriormente, uno a uno, los quelonios fueron colocados en sacos de yute para facilitar su traslado hasta la parte central de la isla, ubicada a 5 kilómetros desde la orilla, para lo cual debieron caminar por un sendero pedregoso, angosto y empinado, explicó.

 

Cada miembro del equipo que acompañó esta expedición, trasladó entre 7 y 8 tortugas en una caminata que duró aproximadamente dos horas.