El primer ministro de Irak, Haider al Abadi, anunció este sábado la victoria frente al ISIS, que en 2014 llegó a amenazar la existencia del país tras conquistar un tercio del territorio.
 

La derrota militar de ISIS en Irak, que fue posible gracias al apoyo crucial de la coalición internacional dirigida por Estados Unidos, marca un giro en la lucha iniciada hace tres años contra la organización yihadista.
 

Blanco de múltiples ofensivas desde hace más de un año, ISIStambién perdió la mayor parte del territorio conquistado en la vecina Siria, y su "califato" autoproclamado en 2014.
 

"Nuestras fuerzas controlan completamente la frontera iraquí-siria y por lo tanto anuncio el final de la guerra contra ISIS", dijo Haider al Abadi en Bagdad. "Nuestro enemigo quería matar nuestra civilización pero hemos ganado gracias a nuestra unidad y determinación. Los hemos derrotado en poco tiempo", añadió.
 

En 2014, ISIS se apoderó de un tercio del país en una ofensiva relámpago, controlando casi la totalidad de las regiones sunitas del oeste, el centro y el norte del país.
 

Tras tomar el control de un territorio equivalente en superficie a Italia, a caballo entre Siria e Irak, ISIS proclamó un "califato"con dos capitales, Mosul en Irak y Raqqa en Siria.
 

Además, para erradicar totalmente a ISIS, el ejército iraquí anunció su intención de realizar un amplio rastrillaje en Wadi Hauran, el valle más largo de Irak, situado en la provincia occidental de Al Anbar, que se extiende desde la frontera saudita hasta el Éufrates, y se prolonga hasta los límites sirio-jordanos.