El presidente Mauricio Macri y su esposa, Juliana Awada, junto a la reina Máxima recorrieron esta mañana la Casa-Museo de Ana Frank en la ciudad de Amsterdam, donde se firmaron acuerdos para ‘promover el diálogo y la tolerancia‘.  
 

Argentina's President Mauricio Macri and his wife Juliana Awada sign the guest book as they sit in front of an image of Anne Frank during a visit to the Anne Frank House in Amsterdam, Netherlands - Argentina's President Mauricio Macri and his wife Juliana Awada sign the guest book as they sit in front of an image of Anne Frank during a visit to the Anne Frank House in Amsterdam, Netherlands, March 27, 2017. REUTERS/Cris Toala Olivares

 

Durante la recorrida por el lugar, el Presidente escribió en el libro de visitas "es un mensaje de esperanza en el medio de la oscuridad". Asimismo agregó que "su padre supo transformar su enorme dolor en una misión y comprometer al mundo en la lucha por los derechos humanos".
 

En tanto, en el testimonio que dejó por escrito su esposa señaló que estaba "muy conmovida por la historia y vida de Ana Frank. Es y será siempre una inspiración para trabajar por una vida mejor y por los derechos humanos".  
 

Sobre la visita, la secretaría de Derechos Humanos sostuvo que "la Argentina se pone nuevamente al frente de la lucha en defensa de los derechos humanos" al suscribir "dos convenios de cooperación con la Casa de Ana Frank, que apuntan a afianzar el diálogo y fomentar la tolerancia entre los jóvenes".