Una mujer sudafricana de 56 años acuchilló a un sujeto hasta matarlo e hirió a otros dos, luego de haberlos capturado mientras violaban a su hija.

 

“Mamá leona” -así le dicen a la madre en Sudáfrica- comunicó a la policía que había apuñalado a los tres hombres en una casa deshabitada, en la aldea de Qumbu en el Cabo Oriental, luego de encontrarlos violando a su hija.

 

La mujer relató que un primo del hombre que murió le había advertido sobre el ataque sexual a su hija, por lo que trató de llamar a la policía local, sin embargo, no recibió ningún tipo de ayuda o respuesta. Ante esto, se armó de valor y decidió correr hasta el lugar por más de 3 kilómetros, mientras sostenía un cuchillo de cocina, decidida a salvar a su hija.

 

Fue allí cuando vio a tres hombres, quienes se turnaban para violar a su hija, según relató. La mujer se acercó para apuñalarlos en reiteradas ocasiones hasta que los sujetos cayeron al suelo.

 

Después de acuchillar a los violadores, la madre consoló a su hija de 27 años hasta que llegó personal policial. Sin embargo, fue arrestada y acusada de asesinato e intento de homicidio.

 

Por su parte, los fiscales no dieron ninguna explicación oficial de por qué los cargos habían sido rechazados, pero el portavoz Luxolo Tyali comunicó a las noticias del canal Sudáfrica 24 que “no veían una posibilidad real para condenarla”.

 

“Estoy feliz de que las acusaciones sean retiradas. Pensé que iría a la cárcel, pero Dios estaba de mi lado”, expresó la “Mamá leona”.