El pleno de jueces de la Corte Suprema de Chile eligió ayer a Rubén Ballesteros como nuevo presidente del máximo tribunal chileno, conocido por haber fallado siempre a favor de Augusto Pinochet en los procesos contra el dictador, según organizaciones de derechos humanos.

La Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD) recordó que Ballesteros integró consejos de guerra contra presos políticos en los primeros años de la dictadura y que, ya como juez de la Suprema, siempre ha optado por la amnistía y la prescripción en los juicios contra violadores de los derechos humanos.

En este sentido Mireya García, vicepresidenta de la AFDD, dijo que el nuevo presidente de la Corte Suprema chilena fue parte de los consejos de guerra realizados entre 1973 y 1975, los primeros dos años de la dictadura (1973-1990).

Por otra parte, y según fuentes judiciales, Ballesteros, que sucederá en el cargo a Milton Juica, deberá hacerse cargo del conflicto que se ha generado entre el Ministerio del Interior y el Poder Judicial por el aumento de los índices de delincuencia durante el actual Gobierno y también hacer frente a las críticas de varios sectores por su nombramiento. Fuente: Efe