Ya pasaron 11 años desde que el 3 de mayo del 2007 desapareció la pequeña Madeleine McCann en Praia da Luz, Portugal; la niña británica estaba por cumplir 4 años. Sus papás se fueron a cenar con unos amigos a 200 metros de donde Maddie McCann y sus hermanos dormían, al regresar no la encontraron.

 

Para esta familia británica que vacacionaba en las playas portuguesas, ese fue el día en que se detuvo el tiempo. A Madeleine la buscaron por cielo, mar, y tierra, e hicieron todo lo posible para que la investigación continuara. Pero ahora la investigación está llegando a su final, y sin novedades sobre qué pasó con Maddie.

 

Es que ya se agotaron los fondos destinados a la búsqueda de Madeleine McCann, que hasta ahora fueron por 11 millones de libras, algo así como 14 millones de dólares. Por ahora, no ingresó un pedido de renovación del presupuesto para la búsqueda de Maddie, por lo que la investigación estaría llegando a su final definitivamente.

 

“Ellos han estado en esta situación antes. Simplemente no tienen idea de si la búsqueda terminará bruscamente o continuará. Es una perspectiva desalentadora que enfrentan una vez más. Kate y Gerry están agradecidos a la Policía Metropolitana por todo lo que han hecho a lo largo de los años y esperan, por supuesto, que la investigación sobre el secuestro de su hija continúe si se solicitan más fondos y se ponen a disposición”, explicó un allegado a los papás de Madeleine al diario británico DailyMail.

 

El plazo formal para dar por concluida la investigación por la muerte de Madeleine McCann será en tres semanas. Si de acá a esa fecha el panorama no mejora, entonces la búsqueda de Maddie será oficialmente dada por concluida.

 

Fuente: Infobae.