Después de gritar que su novia era inocente, un hombre acusado de asesinar a una joven en Nebraska, Estados Unidos, se cortó la garganta durante su juicio. Aubrey Trail, de 52, fue trasladado de urgencia un hospital.

Trail está acusado de asfixiar y descuartizar a Sydney Loofe con la ayuda de su pareja, Bailey Boswell, que también será juzgada este año.

Durante la audiencia, antes de clavarse en el cuello un objeto punzante, Trail se puso en pie y gritó: "Bailey es inocente y los maldigo a todos".

El acusado fue sacado de la sala del juicio inconsciente en una camilla. Su estado de salud se desconoce por ahora.

El cuerpo de Sydney Loofe, de 24, fue encontrado en diciembre de 2017 descuartizado y envuelto en bolsas de basura. Había desaparecido 19 días antes, después de conocer a Boswell a través una app de citas.

Trail dijo a los policías encargados del caso que asfixió "accidentalmente" a la chica.