La policía informó que un hombre de 75 años murió como consecuencia de las heridas provocadas en el ataque terrorista ocurrido en las afueras del parlamento británico, con lo cual ya son cinco los muertos, incluido el atacante.

 

Las autoridades detallaron que el hombre fue desconectado de la asistencia artificial a un día de la brutal embestida del atacante y agregaron que la familia de la víctima ya había sido notificada.

 

 

El hombre había estado en el hospital después de que Khalid Masood atravesara el puente de Westminster con un automóvil pisando a peatones e intentara asaltar al Parlamento.

 

Además, del atacante, que fue abatido por las fuerzas de seguridad en la entrada del parlamento, otras 3 personas murieron el miércoles, entre ellos un agente policial.

 

Aysha Frade, de 43 años, iba a buscar a sus hijas pequeñas a la escuela cuando fue atropellada por el atacante. Hija de un chipriota y una española, había vivido siempre en Londres y veraneaba cada año en Galicia, noroeste de España, donde viven sus hermanas.

 

El policía Keith Palmer, de 48 años, estaba casado y era padre. Trabajaba para la Unidad de Protección Diplomática de la policía, custodiaba una de las puertas de acceso al Parlamento, y fue acuchillado por el agresor. La tercera víctima mortal es un hombre de unos 50 años, según los únicos detalles revelados hasta ahora por las autoridades.

 

Fuente: Infobae