Ayer, mediante un comunicado, firmado por el profesor Daniel C. Díaz, subsecretario de Desarrollo Integral de la Actividad Deportiva de la Secretaría de Deportes de la Nación, dependiente del Ministerio de Turismo y Deportes se informó a la Secretaría de Deportes de San Juan y por su intermedio a la Federación Sanjuanina de Boxeo que el ente nacional procedió a autorizar el entrenamiento de deportistas de la disciplina "Boxeo" acorde al Protocolo presentado oportunamente por la FAB (Federación Argentina de Boxeo).

La decisión era largamente esperada por los dirigentes del pugilismo en todo el país quienes mediante las Federaciones provinciales habían hecho llegar protocolos a los entes que rigen el deporte en cada estado para abrir los gimnasios y permitir que entrenaran, al menos los boxeadores profesionales.

El presidente de la FSB (Federación Sanjuanina de Box), Martín Quiroga Massa confió que sus pedidos apuntaban primero a que se le permitiera entrenar a los boxeadores profesionales y a los amateur más avezados. Pero, como ocurre con otros deportes, la autorización debía tener alcance nacional.

Si bien no se confirmó fecha, se estima que a mediados de agosto abrirían sus puertas los clubes y gimnasios.

  • Garantías obligatorias

El protocolo presentado a Nación, contempla dos anexos. En el 1 se tratan todas las medidas a tomar para abrir los gimnasios. Y en el II se dan a conocer las normas para la organización de espectáculos; como garantizar el lavado de manos, gel con alcohol para manos, y facilidades de higiene en múltiples ubicaciones en el recinto del evento y alojamiento y la señalización adecuada de buena higiene en todos las instalaciones, vestuarios, lugares de entrenamiento, entre otros.