¿Será la vencida para el "Romario argentino", como alguna vez lo calificó el Flaco Menotti? Será el tercer Mundial para Sergio Agüero, ese que rompió todos los récords de precocidad en la Primera del fútbol argentino al debutar en Independiente con apenas 15 años, 1 mes y 3 días. Jorge Sampaoli le dio la derecha finalmente para el sábado ser el "9" de Argentina ante Islandia en el estreno, buscando el Kun, ya de 30 años, marcar su primer gol en un torneo ecuménico, algo que se le negó en "Sudáfrica 2010" y "Brasil 2014".


"Queremos que nuestros nombres queden en la historia de la Selección por lo que hicimos. Por ganar un Mundial. Por eso estamos acá", destacó el atacante del Manchester City, en una entrevista reciente con Clarin. Tan cierto como que sus dos experiencias anteriores en Mundiales mayores lejos estuvieron de ser las anheladas. Hace ocho años, dirigido por su suegro de entonces, Diego Maradona, corrió desde atrás con Gonzalo Higuaín y Carlos Tevez. Los problemas físicos lo relegaron y así disputó sólo tres de los cinco partidos de ese Mundial, siendo titular en apenas uno y con cero alaridos. Cuatro años más tarde, con Alejandro Sabella al mando, fue su "9" de movida, ganándole la pelea al Pipa. Un desgarro lo complicó demasiado y entonces la recta decisiva lo tuvo viendo desde el banco de suplentes. Resumen: cinco partidos (tres de titular, todos de la fase inicial) y otra vez la pólvora mojada.


"El sueño es poder hacer un gol en un Mundial. No es una cuenta pendiente, pero quiero tener el recuerdo para siempre de haber hecho un gol en un Mundial. Igualmente, si no hago ninguno y ganamos la Copa no me voy a enojar (risa)", subrayó Agüero, quien estará en la ofensiva con su mejor amigo del plantel y compinche desde las juveniles, un tal Messi. Serán las armas ofensivas desde el minuto cero en el majestuoso estadio del Spartak Moscú. Este dúo dinámico se trata del máximo goleador en la historia de la selección nacional (Lio, con 64 partidos en 124 encuentros) y el tercero como es Agüero, con 37 alaridos en 57 juegos. En el medio queda, por ahora, Gabriel Batistuta con 54 goles en 77 partidos, teniendo el mejor promedio del podio con 0.70.


"Con Leo nos entendemos de memoria en la cancha. Tenemos una gran relación de amistad afuera del campo y adentro nos llevamos también muy bien", afirmó el fanático de Independiente, quien prometió volver al Rojo en 2019 pensando en ser su último club antes de retirarse.


Más aplomado desde lo personal y buscando ese sueño llamado Copa del Mundo, Agüero subrayó que "la verdad es que estoy más tranquilo esta vez, no como en mis dos anteriores Mundiales que estaba más nervioso. Ojalá nos vaya como todos queremos". Ojalá...



21

los goles que marcó Agüero con el Manchester City en la pasada temporada donde se consagró a nivel local.


60

los días que pasaron desde la artroscopia en la rodilla izquierda a la que fue sometido el Kun en Barcelona.

 

 

>>  Sampaoli no prueba más

 

La práctica matutina de ayer le dio a Sampaoli más certezas respecto de las que venía manejando en los dos últimos días y se afirmó en su convicción de alinear para el sábado a la formación que ya había parado el martes (ver infografía).


De esta forma Sampaoli nunca repetirá equipo en sus 11 partidos al frente del seleccionado argentino. Además, fue una jornada con buenas noticias por el regreso al trabajo grupal de Éver Banega, pero también algunas molestias por las ampollas que le salieron en los pies a Marcos Rojo a raíz de haber estrenado botines.


Hoy habrá entrenamientos cerrados a la prensa, mientras que mañana habrá práctica abierta de 15 minutos en Bronnitsy porque el seleccionado argentino no realizará el reconocimiento del campo de juego de Spartak de Moscú, sede del debut. El único que estará allí a las 13 horas de Argentina será Jorge Sampaoli, para ofrecer su primera conferencia en suelo ruso.

 

 

>>  CABALLERO X 3


* "El estilo de esta selección es el de arriesgar siempre un poco más".

* "Por la forma de juego, los arqueros debemos estar muy finos con los pies".

* "La preparación fue muy buena, porque se trabajó muy bien en lo físico y el juego".