Gabriel Batistuta sorprendió y generó polémica tras contar que cuando fue al vestuario de la Selección Argentina la mitad de los jugadores no lo saludaron. Ahora, Pablo Aimar, otro destacado exfutbolista de la Albiceleste, justificó el accionar de los jugadores actuales y alegó que se debió a una cuestión "generacional".

 

"Es más buscar algo… Es un tema generacional. Vos cuando dejas de jugar, al mes te conocen todos, a los dos meses la mitad y al año no te conoce nadie. Es un tema generacional y seguramente los más grandes sí lo saluden. Yo sí me acuerdo y lo vi a Bati, ¿cómo no le voy a dar un abrazo?", justificó.

 

Aimar también respaldó a los futbolistas de la Selección por "haber jugado tres finales en los últimos torneos" y porque "siempre han dado todo por la Selección". El Payaso agregó que aunque los resultados no acompañen, "de los últimos años, son los que más lejos han llegado de todos".

 

"Jugaron una final de Mundial. Todos los que no llegamos a jugar una final con mayores desearíamos estar en su lugar, aunque ahora estén cuestionados", destacó Aimar, quien negó que el problema sea de presión: "Es inevitable la presión en los equipos grandes y se debe a la exigencia. Te acostumbras a convivir, no creo que la presión los esté afectando".