Con la restructuración que está transitando el fútbol argentino para llevar a la Primera División a 22 equipos -hoy hay 28- la Superliga Argentina de Fútbol evalúa distintas propuestas para los torneos que se disputen mientras se sigan reduciendo los clubes en la elite. Por eso, todavía hay dudas sobre qué torneo se disputará después del Mundial de Rusia 2018.

 

En principio se manejan dos opciones porque con 26 equipos sobrarán fechas de las 42 disponibles -sacando vacaciones y fechas FIFA-. Una alternativa es hacer dos torneos cortos, de los que luego habría que ver si serían con dos zonas y playoffs.

 

La otra variante es hacer, además del torneo de todos contra todos de 25 fechas, la Copa Superliga. Algo así como la Copa Argentina, pero de la que solo participarían los clubes de Primera. Con esta segunda opción se podrían ir jugando de forma alternada el certamen local y la Copa, pero todo está por verse.