Con energías renovadas y una enorme ilusión, Sportivo Desamparados ya se encuentra trabajando de cara al inicio de la Reválida del Federal “A” que arrancará en un principio, el 29 de este mes.

En Sportivo el arranque es bastante motivador, lo pasado ya quedó atrás y este 2017 trae objetivos renovados en Puyuta sabiendo que la meta principal será sumar para mantener la categoría, y de cumplirse ese objetivo, después se pensará en lo siguiente.

La novedad más relevante fue el retorno del defensor central Ariel Barth y el volante Diego Calgaro. Ambos dejaron buena imagen en sus participaciones anteriores con la camiseta víbora. Barth lo hizo durante tres temporadas y consiguió el ascenso a la B Nacional, pero también estuvo presente en los dos descensos.

Calgaro por su parte, llegó a Sportivo en el 2011 para disputar la segunda categoría, fue una de las piezas más relevantes de ese plantel que después descendió al ex Argentino “A”.

En tanto, el volante creativo Jonatan Acosta fue la única baja. El bonaerense pidió la rescisión del contrato por motivos personales. Por lo pronto el plantel que dirige Raúl Antuña se encuentra trabajando en doble turno y esa rutina se repetirá mañana, el viernes será en un solo turno y allí el plantel tendrá la primera práctica de fútbol del año.

Es que en la tarde del sábado Sportivo tendrá su primer amistoso y será ni más ni menos que ante Godoy Cruz en Mendoza. El encuentro se disputará en el predio “Coquimbito” y es casi un hecho que el DT Tombino Lucas Bernardi presentará un mix entre titulares y suplentes por estar disputando la “Copa Vendimia”.

 

“Regresar es una gran motivación”

 


Ariel Barth, el defensor central, regresa a Puyuta después de varios años. A sus 39 años, el oriundo de Rauch, provincia de Buenos Aires, dice que su regreso es una gran motivación.

-¿Cómo te trata tu vuelva a Desamparados?

-Muy bien, muy contento. Empezando un nuevo proyecto, con muchas ganas y expectativas de poder hacer una buena pretemporada y tener un buen torneo.

-¿Estuviste a un paso de dejar el fútbol?

-Venía de jugar en Alianza y antes en Peñarol y por ahí uno a esta altura se cansa de los viajes, por eso por mi familia quería quedar más cerca de mi ciudad, pero me llamó Desamparados y no dudé en venir.

-¿Es especial tu vuelta?

-Y sí, con Sportivo viví cosas muy lindas y también de las malas, pero le agarré mucho aprecio al club así que muy contento de poder volver y aportar mi granito de arena para el objetivo propuesto. A mi edad es una enorme motivación vestir esta camiseta, espero dar lo mejor. 

-El objetivo, ¿cómo se encara?

-Hubiese sido lindo que Desamparados clasificara y pelear por el ascenso, pero estamos todos mentalizados en poder hacer una buena pretemporada y después ya con el inicio del torneo sumar rápido para sacarse cualquier tipo de presión de encima y poder escaparle a los puestos de abajo y después sí pensar en la clasificación.

 

“En la balanza, pesó Sportivo”




El volante central oriundo de Misiones viene de jugar en Comunicaciones en la Primera B Metro y se ilusiona con poder hacer un buen torneo.

-¿Qué representa volver a Sportivo?

-Es una gran alegría estar en el club donde pasé momentos lindos, si bien ese año no pudimos mantener la categoría, estuvimos muy cerca, pero más allá de eso, me sentí muy cómodo en Sportivo por eso regresé y estoy muy contento.

-Estuviste a un paso de irte a Madryn y optaste por Sportivo, ¿qué influyó?

-Tenia una oferta importante en lo económico pero a la hora de poner todo en la balanza uno opta por ir a un club donde te conocen y te sentiste querido. Conozco la provincia, el club y la gente por eso no dudé. En la balanza pesó más Sportivo.

-¿Qué cambios notaste?

Cuando yo vine esta cancha no se podía jugar, ahora la estoy pisando por primera vez y la verdad que está espectacular el piso. Esperemos que podamos brindarles grandes alegrías a la gente.

-¿Es presión el hecho de tener que jugar primero por la permanencia?

-No, lo primero que hay que hacer es una buena pretemporada y después el objetivo a primer paso es mantener la categoría pero luego podemos ir por todo, tengo toda la fe del mundo que nos va a ir bien.