El Banfield de Julio César Falcioni quiere meterse en la fase de grupos para sumarse al Grupo F, ese que ya integran Estudiantes de La Plata, Santos y Real Garcilaso de Perú. Para eso deberá superar en esta tercera fase a Nacional de Montevideo. En el partido de ida lograron un empate agónico 2 a 2 y la ilusión sigue intacta.

 

Como en la noche de Quito frente Independiente del Valle, un gol tardío dejó con vida a Banfield. Esta vez no fue Sperduti sino Cvitanich quien puso el resultado final que igualmente obliga a los del Sur del Gran Buenos Aires a marcar en Montevideo.

 

El primer tiempo fue aburrido y primó la desorganización. En ese embrollo de nervios y pelea por cada pelota, los uruguayos se acercaron mejor al arco de Mauricio Arboleda. De hecho, el arquero colombiano del Taladro se quedó con la más clara de esos primeros cuarenta y cinco. A los 14' sacó, a puro reflejo, un remate potente de frente al arco de Sebastián "Papelito" Fernández.

 

Pero el uruguayo, ex Banfield, tuvo revancha y cumplió con la famosa ley de las dos letras, a poco de comenzado el complemento. A los cinco Diego Arismendi "peinó" la pelota en un córner y Fernández entró por detrás de todos para empujar al 1 a 0.

 

Cinco minutos después, Nicolás Bertolo entró y cambió el encuentro. En la primera que tocó le ganó de cabeza a Jorge Fucile tras un buen centro de Jorge "Corcho" Rodríguez, y estampó el 1 a 1. Minutos más tarde manejó un ataque en el que Mouche cedió para Cvitanich y el goleador no le pudo dar bien para el segundo.

 

Con el resultado empardado y el trámite también parejo, los visitantes lograron una diferencia con una jugada colectiva a los 37'. El argentino Gonzalo Bergessio improvisó una pared con Matías Zunino, que tiró un centro rasante fuerte para la aparición como un 9 del lateral Alfonso Espino, que con un toque puso el 2-1.

 

Pero Banfield no se resigna. Con más empuje que juego logró el empate en el tiempo suplementario. Tras un lateral largo Julián Carranza metió al medio entre muchas piernas de los defensores de Nacional, la encontró Cvitanich y metió el 2-2. Y hasta lo pudo ganar. Civelli cabeceó tras un córner y obligó a una tapada salvadora de Esteban Conde.