Locura xeneize. Los jugadores de Boca, con el Chapa Suñé a la cabeza, celebran el título del Nacional "76.

 

La única vez hasta hoy que Boca y River definieron un título en un partido fue el 22 de diciembre de 1976, buscando al campeón del Nacional. Fue en la cancha de Racing, que ese día marcó su récord con más de 71.000 espectadores. La gloria fue para el xeneize del Toto Lorenzo, con lo que se conoció por mucho tiempo y hasta la actualidad como "el gol fantasma" del Chapa Suñé. Es que luego que el árbitro Arturo Ithurralde cobró una infracción a favor de Boca cerca del área que custodiaba Ubaldo Fillol, el Chapa se acordó de la recomendación del Toto en la previa. "Cuando haya un tiro libre cerca del área de ellos, él que esté más cerca y vea que Fillol se demora en armar la barrera, le pega de una", les ordenó. El Chapa, que había vuelto al club hacia poco, le hizo caso y clavó el único gol de esa noche y que no tiene registros claros fílmicos ni gráficos por su impronta. No faltó el escándalo: hubo 112 detenidos y 20 heridos. Otro dato histórico: al partido lo observó por TV más de medio país de entonces, 15.280.000 personas.