El plantel de Boca Juniors, con el defensor Paolo Goltz como único refuerzo, y sin Ricardo Centurión, inició los trabajos en el predio Pedro Pompilio de cara a la próxima temporada que lo tendrá como defensor del título en el campeonato argentino y con el gran objetivo de volver a ser protagonista de la Copa Libertadores.

 

A partir del miércoles, el grupo que comanda Guillermo Barros Schelotto se trasladará a Ciudad del Este, Paraguay, para afrontar la parte más dura de la preparación, que se extenderá hasta el 28 de julio. El Mellizo espera contar con la mayor cantidad de refuerzos posibles para tener a todo el plantel en las mismas condiciones físicas. Por lo pronto, el delantero Cristian Espinoz allegó al país y tras la revisión médica firmará su contrato, mientras siguen las negociaciones por Edwin Cardona, Wanchope Ábila y Jesús Medina.

 

Boca regresará para afrontar los amistosos pautados que serán el 29 ante Nacional de Montevideo en el estadio José María Minella de Mar del Plata, el 2 de agosto en La Bombonera recibirá a Villarreal, de España, el 5 de agosto jugará ante Gimnasia y Esgrima La Plata en el estadio Único. El primer partido oficial será el 14 de agosto por los 32avos de final de la Copa Argentina ante Gimnasia y Tiro de Salta en el estadio de Formosa.