Estreno en la red. En su primer encuentro con la camiseta de Boca, Mauro Zárate tuvo un buen rendimiento y anotó un tanto.

 

Boca se llevó una destacada victoria ante Independiente Medellín en el FAU Stadium de Boca Ratón, Estados Unidos. Con grandes anotaciones de Mauro Zárate, Sebastián Villa y Agustín Almendra además del tanto de Carlos Tevez le ganó 4-2 al combinado colombiano.

La situación había comenzado adversa para el Xeneize, que tuvo de titular al lateral sanjuanino Emmanuel Mas, a raíz de una falla de Paolo Goltz a los 2 minutos. Dudó en un pase atrás, Éver Valencia se la quitó y jugó al medio del área para que Germán Cano la empuje al gol. La irrupción de sus refuerzos cambió el trayecto del duelo. Zárate tomó la pelota en la puerta de área, maniobró y sacó un disparo rasante al lado del palo imposible de detener. Inmediatamente, el colombiano Sebastián Villa realizó una jugada excepcional, se movió bien ante dos marcas dentro del área y colocó la pelota bien alejada del arquero para revertir el tanteador.

Sobre el final de la etapa inicial, Agustín Almendra combinó con un pase de caño con Zárate, quien le pivoteó la pelota con un taco. ¿El broche de oro? Un preciso remate al ángulo superior izquierdo del arco de González para anotar el tercero.

Ya con Carlos Tevez y Darío Benedetto en cancha (volvió a jugar tras ocho meses), el DIM descontó a los 17 minutos de la segunda parte: la defensa del equipo de Guillermo Barros Schelotto no estuvo atenta en un tiro libre y Hernán Pertuz en soledad marcó de cabeza.

Sólo quedó espacio para el grito definitorio del "rubio" Tevez: presionó el arquero, quien jugó con su compañero. Edwin Cardona robó ante esa floja salida y tocó al medio para que el ídolo ponga cifras finales.


 

Boca jugará otro amistoso el martes ante los Colorado Rapids, desde las 22 horas.

 

Barrios arregló y se quedará

 

"Vine para quedarme". Así declaró el volante Wilmar Barrios al sumarse al resto del plantel xeneize en Sarasota, Miami, de cara a la pretemporada, dejando en claro que su idea era seguir enfocado en el club. Y luego de una charla entre Daniel Angelici y quien representa al volante colombiano, quedó arreglada la continuidad hasta enero. Se aumentará tanto la cláusula de salida como el contrato del cafetero. Solo falta la firma, un detalle que se puede solucionar pronto.

La famosa cláusula de rescisión irá hasta los 23 millones de dólares. Y también habrá una mejora en su contrato. Desde Boca le prometieron al jugador que se analizarán todas las ofertas que lleguen, pero no se iría hasta enero del 2019. Es decir que si en estos días se arregla una transferencia, Barrios se quedaría en Boca hasta fin de año. Guillermo lo tendrá seguro para la Copa Libertadores y el inicio de la Superliga.