Buenos Aires, 20 de febrero.- Chela, 35 en el ranking mundial, venía de superar por 6-2 y 6-2 al suizo Stanislas Wawrinka en una de las semifinales, mientras que Almagro, número 13 del mundo, dejó en el camino a su compatriota Tommy Robredo por 7-5 y 6-1. El último enfrentamiento entre ambos tenistas se produjo la semana pasada en las semifinales del torneo de Costa do Sauipe, en Brasil, y la victoria fue para el español por 1-6, 6-2 y 6-4.

En el partido de hoy, como era de esperar, Almagro salió con toda su potencia de entrada y ya que en el tercer game le quebró el saque al argentino, que arrancó con una actitud más pasiva que el español. Tras estar 3-1 abajo, el argentino reaccionó y se colocó 3-3, pero eso también encendió de vuelta a Almagro, que con otro quiebre se volvió a alejar en el marcador (5-3). El español, con un juego suelto y una decisión mucho mayor que la del argentino para buscar los puntos, le volvió a quebrar el saque a Chela y ganó el primer set por 6-3. Almagro terminó el primer set con 18 tiros ganadores contra sólo 2 del argentino, en una clara muestra de quien arriesgó más durante el encuentro.

Además, Chela tuvo un bajo porcentaje de puntos ganados con su primer saque (52 por ciento) y por ese motivo lo perdió tres veces, en otra de las claves de la derrota parcial. En el segundo game del segundo set, Chela debió luchar mucho más de la cuenta para poder mantener su saque pero lo logró y eso es más que positivo, ya que perderlo podría haber significado el comienzo del fin. Y a continuación, el argentino le quebró el saque al español y tomó una ventaja de 2-1. El nivel del partido se tornó muy irregular y en eso también tuvo que ver el viento fuerte que cruzaba la cancha.

El argentino volvió a zafar otro game con su saque en el que tuvo break en contra y se colocó 3-1. Por tercer game consecutivo, el argentino tuvo que levantar un break en contra para mantener su saque pero lo hizo y se adelantó 4-2. Por momentos, Chela insinuaba tomar las riendas del partido pero no se decidía a hacerlo por completo, a pesar de que Almagro estaba un nivel muy irregular. Chela no jugaba su mejor tenis pero lo ayudaban los errores no forzados que cometía Almagro en el segundo set.

El argentino ganó su cuarto game consecutivo de saque, ésta vez sin apremios y en el siguiente juego se quedó con el segundo set. El español cometió 22 errores no forzados en el segundo set y no aprovechó ninguna de las seis oportunidades de quiebre que tuvo. El tercer set arrancó muy parejo, pero el español empezó mucho más tranquilo que en el segundo, buscando encontrar su mejor juego. Y el mismo apareció en el tercer game, donde el español le quebró el saque al argentino para tomar una ventaja de 2-1.

En gran reacción, Chela pasó de 1-3 a 3-3, con una actitud más agresiva que le rindió sus frutos. Pero otra vez volvió a aparecer Almagro con su potencia y gracias a un preciso quiebre de saque tomó una ventaja de 5-3. El argentino pudo mantener su saque y hasta levantó dos match points pero la potencia y el gran momento de Almagro fueron demasiado para él, que completó una gran semana al llegar por primera vez en su carrera a la final de Buenos Aires. Chela alcanzó tres veces la final del torneo de Buenos Aires: en 2002 perdió con Agustín Calleri, luego sub campeón, y en 2008 cayó ante David Nalbandian, quien ganó el título.

En su carrera, Chela ganó seis torneos: México 2000, Amersfoort 2002, Estoril 2004, Acapulco 2007, Bucarest y Houston, ambos en 2010. Por su parte, Almagro consiguió ocho títulos en su carrera, el último de ellos la semana pasada en Costa do Sauipe, Brasil.

Durante la premiación, Chela le dedicó el premio a su esposa y familia y le pidió a Almagro que no venga más a Buenos Aires "porque gana todo lo que juega". Por su parte, Almagro le agradeció el apoyo a la gente "pese a que me silbó cuando tenía que cerrar el partido", dijo entre risas.