Caída. El seleccionado del Bocha Batista cayó en el cierre de la fase de grupos pero se quedó con el primer lugar de su zona.

Tychy, TÉLAM

El seleccionado argentino resignó su invicto en el Mundial Sub-20 de Polonia al perder ante Corea del Sur 2 a 1 en la ciudad de Tychy, aunque avanzó a la fase final como ganador del Grupo F por diferencia de gol y enfrentará a Mali en octavos, el martes. El equipo dirigido por Fernando Batista, con la clasificación prácticamente en el bolsillo antes de jugar, reservó algunas figuras y chocó sistemáticamente frente a la muralla defensiva del conjunto asiático, que golpeó con mucha eficacia en cada tiempo. El coreano Oh Sehun abrió el marcador a los 42 minutos del primer tiempo tras un centro quirúrgico de Lee Kangin, y Cho Youngwook amplió la diferencia a los 12 del segundo con un anticipo dentro del área. Sobre el final del encuentro, a los 42 minutos, cuando Argentina jugaba con todo su potencial, el mediocampista ofensivo Cristian Ferreira descontó con un remate de media distancia -su especialidad- que no tuvo buena resistencia en el arquero Lee Gwangyeon. Su próximo rival será Mali, segundo del Grupo E, el martes a las 15.30 en la ciudad de Bielsko-Biala. Los africanos quedaron en esa posición tras perder con Francia por 3-2, en una zona que también clasificó a Panamá -tercero- y dejó afuera a Arabia Saudita.