Juan Martín Del Potro tuvo el peor desenlace en el partido de octavos de final delMasters 1000 de Roma: por dolores en el aductor derecho, se retiró ante el belga David Goffin cuando perdía 2-6 y 5-4. El tandilense ya había pedido trainer durante el 1-1 del segundo parcial.

Habrá que ver qué indican los estudios respecto de esta molestia, sobre todo considerando que el domingo 27 comienza Roland Garros, la segunda cita de Grand Slam del año. Delpo empezó a sentir dolores en la zona durante el comienzo del segundo set y fue atendido por el fisioterapeuta. Cuando en el décimo game pegó un smash, el malestar físico recrudeció y decidió retirarse por precaución.

Del Potro, sexto en el ranking mundial de la ATP, perdía con Goffin (10) al cabo de una hora y 48 minutos cuando dijo basta aquejado por el dolor en la pierna que le impedía desplazarse cómodo, y entregó un partido que nunca lo tuvo como dominador y en el que mostró un nivel inferior al que había lucido ayer en su debut.

El tandilense, de 29 años, se presentó en Roma hace 24 horas con una victoria sobre el promisorio griego Stanislas Tsitsipas (43) y se sabía que debía crecer en su juego para doblegar a un tenista sólido como Goffin, quien hace tres años que se mantiene entre los 15 primeros del mundo y tenía un historial igualado con el argentino de una victoria para cada uno en partidos jugados en 2016 sobre superficie rápida.