Muhammad Alí Jr. y su madre sufrieron una situación discriminatoria en el aeropuerto de Fort Lauderdale, en Florida, Estados Unidos. Cuando pasaban por un control migratorio, fueron apartados e interrogados por el origen de sus nombres.

 

"¿De dónde provienen? ¿Acaso son musulmanes?", fueron algunas de las preguntas que recibió el hombre de 44 años, hijo del histórico campeón de los pesos pesados. Antes, Khalilah Camacho-Ali, la segunda esposa del boxeador, se había salvado de la detención por mostrar una foto con su ex marido.

 

 

 

El hecho ocurrió el pasado 7 de febrero, tras haber asistido al evento por el Mes de la Historia Afroamericana en Bahía Montego, en Jamaica, y fue reportado por un amigo de la familia al diario Courier-Journal.

 

Un portavoz de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos explicó: "Debido a las restricciones de la Ley de Privacidad, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos no puede hablar sobre los viajeros en específico; sin embargo, todos los viajeros internacionales que arriban a Estados Unidos están sujetos a ser inspeccionados por la CBP".