Diego Maradona volvió a "uno de sus amores futbolísticos", en este caso el club Deportivo Riestra al que alguna vez supo orientar fugazmente, y entrenó con el plantel tomando parte de la parte futbolística de la práctica. Como ya lo hizo en varias oportunidades, Maradona visitó ayer al plantel de Deportivo Riestra, el conjunto de la Primera B que realiza su pretemporada en La Candela, justamente otro lugar muy caro a sus afectos desde su paso por Boca Juniors.

 

Diego, con sus formas

 

Esta vez Diego se sumó como un jugador más a la práctica de fútbol, dando cuenta de un aceptable estado físico, al punto que hasta ejecutó pelotas paradas con su zurda prodigiosa y hasta anotó dos goles. La visita de Maradona a Riestra también obedeció a que mantiene una estrecha relación con las autoridades dirigenciales de la institución blanquinegra que preside Fabio Pirolo y cuyo primer equipo es dirigido por Jorge Benítez.