Clara. La victoria del Matador en su estadio por 2-0 sobre el campeón de la Superliga, Racing, que deberá remontar la serie de local.


Tigre, equipo que perdió la categoría hace apenas un mes, sorprendió a Racing, flamante campeón de la Superliga, al derrotarlo con claridad, por 2 a 0, en el partido de ida por los cuartos de final de la Copa de la Superliga. Walter Montillo (7m.St) y Federico González (43m.St) marcaron los tantos del cotejo jugado en el estadio José Dellagiovanna y arbitrado por Andrés Merlos. 

En el inicio del partido, Merlos le anuló mal un gol a González, quien entró por atrás habilitado luego de un centro de Diego Morales y cobró fuera de juego por una posición indebida pasiva de Lucas Janson. En los primeros 20 minutos fue mejor Tigre, que estuvo inteligente, con velocidad y aceleración en los metros finales. El equipo de Victoria llegó con un cabezazo de Néstor Moiraghi elevado. 

En el complemento, un tiro de esquina de Montillo casi se transformó en gol olímpico, pero la pelota pegó en el palo derecho de Gabriel Arias. Y en una mala salida de Racing, Montillo quedó cara a cara con Arias y definió de "pique" ante la salida del arquero. Racing se vio sorprendido por la velocidad de Tigre, que por momentos tuvo un dominio total. En una réplica, Tigre llegó con un cabezazo elevado de Morales y en el cierre amplió la diferencia con un golazo, cuando Menossi inició una jugada personal que arrastró marcas, la pelota le quedó a Juan Ignacio Cavallaro, que cedió a González y el delantero definió sin oposición. El descendido le ganó al campeón con una gran actuación de todo el equipo.

  • El Chacho, preocupado

El DT de Racing, Eduardo Coudet, señaló que el 0-2 sufrido ante Tigre "no es un resultado irremontable", pero también se fue "preocupado por el rendimiento".

"No es un resultado irremontable, pero hicimos un muy mal partido y nos vamos preocupados por el desempeño. Hay que reaccionar", dijo el DT del campeón de la Superliga.