Diego Armando Maradona, flamante embajador de la FIFA y de estrecha relación con Gianni Infantino, volvió a hablar de la actualidad del fútbol argentino y alertó sobre el posible parate de la acción en territorio nacional. Además, aprovechó la ocasión para conformar la mejor selección de la historia y envió un tiro por elevación para los brasileños.

 

"Sé quiénes están sucios e hicieron negocios con Grondona y Meiszner. Infantino me dijo que si siguen robando y haciéndose los vivos, no le temblará el pulso para cortar el fútbol", advirtió el Diez, quien opinó que la pelota debe seguir rodando en Argentina porque de lo contrario "nos vamos a a agarrar a piñas en la calle".

 

Entre chicanas para los brasileños, a los que les dedicó un cántico que sonó fuerte en el Mundial 2014, respaldó a Lionel Messi: "No voy a tolerar que por no haber ganado una Copa del Mundo no digan lo fenómeno que es. En 56 años no vi nunca a nadie hacer lo que hizo él en entrenamientos y partidos". Afirmó que en México 86 el Mundial no lo ganó él solo y pidió que no le cuelguen la mochila al astro del Barcelona.

 

 

Después de eso, fue sometido a un cuestionario entre futbolistas emblemáticos de la Selección y eligió a los protagonistas en TyC Sports. En el arco ubicó a Ubaldo Matildo Fillol y la defensa la armó con José Luis Cuciuffo, Roberto Perfumo, Daniel Passarella y Alberto Tarantini. Más allá de las históricas diferencias que mantiene con el Kaiser, reconoció lo que brindó a la Albiceleste y lo puso por encima de Oscar Ruggeri.

 

En el mediocampo se inclinó por Osvaldo Ardiles, Américo Rubén Gallego y Héctor Enrique, quedando en el camino nombres como Diego Simeone, Javier Mascherano y Jorge Burruchaga.

 

En el momento de señalar al creador de juego, sitio en el cual su apellido estaba incluido, prefirió dejarlo "a criterio de la gente". Los otros competidores eran Leonardo Rodríguez, Juan Sebastián Verón y Juan Román Riquelme. Eso sí, en caso de tener que inclinarse por un Maradona, hubiera votado al de Argentinos Juniors y Barcelona "porque no tocaba el piso, estaba en el aire y los pasaba como si fueran conos".

 

 

Maradona tuvo muchos problemas para conformar la delantera: una plaza fue para Messi, pero le dio un reconocimiento especial a Claudio Caniggia; en el otro, directamente no pudo apuntarle a uno por la debilidad que tiene con Mario Kempes y Gabriel Batistuta.

 

¿El entrenador? Diego prefirió a César Luis Menotti antes que a Carlos Salvador Bilardo, a pesar de que el Flaco lo desafectó de la lista del Mundial 78 y con el Doctor fue campeón del mundo. "El técnico que más me marcó se llama César Luis Menotti", sentenció.