Con unas 1.500 personas el Aldo Cantoni hospedó el Vale Todo, un espectáculo nuevo que, según sus realizadores, promete regresar.

Bajo el nombre de Real Fights, se realizó el evento que combina el Artes Marciales Mixtas con un toque de show.

El Cantoni a oscuras, sólo algunos fluorescentes prendidos para darle un toque de claridad al interior y con la música fuerte de AC/DC, los organizadores fueron creando el clima del espectáculo, al mismo tiempo que aguardaban el ingreso de más público. El evento estaba programado para las 22.30, pero recién dio inicio 50 minutos después por ese mismo motivo.

En la primera pelea, con gritos y mucha ansiedad por parte del público, esperando el estreno de la competencia en esta provincia, fue recibido Agustín "New Metal" Acuña con 5 segundos acompañándolos, y para no envidiarle nada, su rival, Emiliano "El Niño" Becerra, tuvo una bienvenida similar.

Con unos guantes Shark Box de cuero sintético y con los pies descalzos, dieron inicio a lo esperado. Con una patada en al cara de Becerra a Acuña comenzó la algarabía de la gente, que terminó al ratito, con sólo 3 minutos de combate, ganada por Acuña a través de una guillotina.

Luego de la pelea entre "Kero Kero" Torres y Erbe, en la que ganó por k.o. técnico en 3'36'', llegó la segunda ovación de la noche, con la presentación de la pelea especial entre damas. "La Bella" Becerra (Mza.) y "La Leona" Gómez (Tuc.) se cruzaron en una pelea corta que duró menos de 1 minuto (ver recuadro). Después subió Balmaceda, el primer sanjuanino al ring, pero no le fue bien, al igual que al "Chato" Pereyra, otro de los locales (ver aparte).

Con el turno de la 6ta. pelea, entre Marcelo Rojo y Fabio Enrique, la gente se puso más eufórica, porque en uno de los golpes Enrique comenzó a sangrar una ceja y como perdió por sumisión, el festejo más alocado fue el del cordobés Rojo.

Pasado el turno de Hinojal y Palau, llegó la pelea estelar, entre Matías Enrique y el peruano Ibérico, quien comenzó siendo abucheado por la gente y terminó llevándose los aplausos del estadio, porque era el candidato a ganar y no decepcionó, quedándose con la victoria por sumisión al 1'30'' del segundo round.