El ex campeón mundial que estuvo en la Fiesta del Deportista de DIARIO DE CUYO y departió con nuestro Director, Francisco B. Montes.


Muchos pensaron que volvía por la plata. Hasta diciembre del año pasado, cuando estuvo en San Juan para ver la pelea de Leonela Yúdica y Yainireth Altuve y tirar las líneas para trabajar conjuntamente con su flamante empresa promotora y el gobierno local, Marcos Rene Maidana, afirmaba que era un ex boxeador. "Me jubilé. Ahora disfruto otras cosas", confió en nota exclusiva a DIARIO DE CUYO.

Sorprendió a todo el ambiente que en febrero decidiera retornar. Los cuatro años de inactividad le habían adosado 31 kilogramos a su físico y, tentando por el promotor Al Haymond, decidió encarar la preparación con la idea de hacer tres peleas por 15 millones de dólares.

Se radicó en Estados Unidos, bajó 20 kilogramos y cuando todo hacía suponer que debutaría en junio, la semana pasada anticipó que volvería, "siempre y cuando se sintiera bien".

Algo se rompió en la relación del ex doble campeón mundial y la gente que lo iba a promocionar para que luego del esfuerzo realizado en largas jornadas de entrenamiento y duras dietas que le permitieron parecerse fisonómicamente al que peleó dos veces con Floyd Mayweather, el Chino decidió no volver a subir a un cuadrilátero vestido de cortos y con guantes. "Hubo cosas que no me gustaron, con las que no se cumplió", se limitó a decir para luego confirmar que pondrá todo su empeño para que crezca "Chino Promotions". Solamente por su nueva función de promotor volverá a subir al ring, pero lo hará vestido para la ocasión.