El abogado del neurocirujano Leopoldo Luque, el último médico que atendió a Diego Armando Maradona y fue imputado en la causa en las que se investigan las circunstancias en las que murió el exastro futbolístico, dijo que el médico "quiere declarar" ante los fiscales y adelantó que mañana él tomará contacto con el expediente.


"Quiere declarar porque no tiene nada que esconder", explicó a Télam el letrado Julio Rivas y añadió: "Mañana tomaré contacto con el expediente."


Mientras que en declaraciones a Todo Noticias el abogado dijo que Luque "va a contestar todas las preguntas de manera oral" que realicen los fiscales de la causa, encabezados por el fiscal general de San Isidro, John Broyad; e integrado por sus adjuntos Patricio Ferrari y Cosme Iribarren; y por la fiscal de Benavidez Laura Capra.

En tanto, el abogado defensor reiteró con sus palabras los dichos de Luque en relación a que Maradona tenía el alta médica tras la operación que le realizó y que "no se encontraba en una internación domiliciaria".

"No existe eso en pacientes que se hayan sometido a una operación como la de Maradona", finalizó el letrado.