Para el equipo de la Esquina Colorada tampoco fue un buen año. Terminó en zona de Promoción y con algunos problemas económicos. Pero seguro que su 2011 estará marcado por quedar afuera en la segunda fase de la primera parte del año, por haber sido sancionado por un fallo. El partido que debía disputar frente a Racing de Olavarría, nunca comenzó. Un petardo cayó cerca de un jugador santafesino desde la tribuna local y el partido fue suspendido.