Nadie dijo que el Dakar es fácil, seguramente nadie, y el pocitano Gastón Pastén está empezando a palpar esa sensación de que cada etapa parece interminable. La tercera etapa para la máquina #371, de la categoría autos, resultó toda una odisea para la Toyota que llegón con varios problemas a cuestas a San Salvador de Jujuy.

 

Uno de los problemas que tuvo el sanjuanino que lo obligó a detenerse

 

Según informaron desde el equipo de Pasteén, Gastón llegó a meta pasadas las 2 de este jueves tras 10h03m19s, a 05h45m02s del puntero que fue el francés Peterhansel. Así y todo, en al noche trabajaron en el equipo para poner la camioneta a punto e iniciar otro duro trayecto que llegará a Bolivia, en lo que ser{a el primer pie que pongan en el vecino país.

 

>

p>

 

Pastén registró la llegada en el puesto 57. La aspiración de mínima que tiene el pocitano es poder arribar a San Juan y la de máxima completar el recorrido para los que es su primera expereincia en un Dakar.