Felices. Horacio Muñoz y su familia, en la ceremonia de premiación del GP Dupuy. Ahora, el vecino de iglesia anunció que con su caballo del millón correrá un clásico en Palermo, el mes que viene.

 

En 2017, el iglesiano Horacio Muñoz llegó al Gran Premio Vicente Dupuy, de San Luis, con un caballo poco conocido (Galileo"s Town), al punto que pagaba 25 a 1 en las apuestas; y se llevó el premio de $1.000.000. Esta vez, Muñoz apareció con otro ejemplar, de glorias pasadas pero que venía de flojos rendimientos, al punto que por cada 1 peso que alguien apostara por él iba a ganar $102,15. Y Muñoz lo hizo de nuevo. Con Laureliano se quedó con la carrera en el hipódromo de La Punta y logró que su stud figure nuevamente en los registros de una de las competencias más importantes del país.

"A Laureliano lo compramos en septiembre pasado para que disputara el Gran Premio Sarmiento, pero se enfermó. Hace un tiempo había ganado algunos premios, pero nos dieron el dato que no lo estaban corriendo bien. Lo entrenamos diferente y tenía el potencial, pero faltaba algo. Entonces nos dimos cuenta que podía ser alguna lesión y así fue. Después, volaba en los 2.400 metros y por eso lo llevamos a San Luis", dijo Muñoz.

 

En barro. El gran premio puntano se disputó en condiciones adversas tras un temporal. Laurealiano (13) ganó cortado con un tiempo de 2m35s5/10.

 


El hombre, dueño de un almacén en Tudcum y luego proveedor minero, siempre fue un fanático de los caballos y tiene una mirada privilegiada para determinar si un animal está para grandes desafíos. Además, cuenta con la ayuda de los Rébora, una de las familias cuidadoras de caballos más conocidas en el ambiente. De ahí la capacidad para dar los batacazos primero con Galileo"s Town y ahora con Laureliano.

"Laureliano largó último y el jockey lo empezó a llevar por afuera, por la cantidad de caballos que iban por adentro. A la salida de la ultima curva ya venía tercero y en la recta los pasó a todos, para ganar cortado por dos cuerpos. Yo me quedé sin voz de tanto gritar. Es increíble ganar así", relató Horacio.

Y aunque prefirió ser prudente, dijo que una parte del dinero ganado lo invertirá en su empresa y otra será donada a una entidad de beneficencia.