Diego Maradona arribó anoche al país, proveniente de Emiratos Árabes, para despedir a su madre Dalma Salvadora Franco, conocida popularmente como “Doña Tota”, quien falleció anteayer a los 82 años por una afección cardíaca.

El astro argentino aterrizó en el aeropuerto de Ezeiza cerca de las 21 en un vuelo procedente de Dubai y, sin formular declaraciones, se reunió de inmediato con su círculo familiar para definir la despedida a su madre.

Maradona evidenció en su rostro los gestos de dolor y cansancio, después de un viaje de casi 24 horas que comenzó precisamente en el momento de conocer la noticia de boca del médico de la familia, Alfredo Cahe.

La familia del ex futbolista y director técnico del seleccionado argentino esperaba su llegada para determinar si el cuerpo de “Doña Tota” será velado o directamente despedido en el cementerio.

Después del partido perdido por 1 a 0 frente al Al Ain, por la Copa de los Emiratos Árabes, el entrenador del Al Wasl habló con Cahe, quien le pidió a Diego que regresara al país por el delicado estado de salud de su madre, quien permanecía internada en una clínica porteña, tras varias horas.

“Doña Tota” ya había sido internada en Terapia Intensiva durante julio del año pasado por una neumonía, es por eso que “la mamá del pibe de oro” no venía bien de salud. En la vigila de su llegada, Maradona recibió un fuerte apoyo de la sociedad futbolística argentina con expresiones por distintas vías.