Muy feliz por haber empezado ganado la clásica competencia, Mauricio Quiroga, contó que sus compañeros tenían más confianza que él en sus posibilidades. "Sinceramente, sabía que podía pelear la carrera, a medida que pasan los entrenamientos y las carreras me voy sintiendo mejor, me tenía fe, pero ellos (mis compañeros) tenían más confianza que yo', explicó quien en sus jóvenes 26 años ha ganado muchos títulos en pista y ruta, ostentando el subcampeonato mundial junior de Keirin. Además es doble campeón nacional del Kilómetro (2012 y 14) y monarca del Scratch (2014).  


Quiroga se mostró muy conforme con su rendimiento y el del conjunto. "Creo que ahora empieza otra etapa, este equipo tiene un prestigio ganado y debemos mantenerlo. Hemos realizado una muy buena preparación y eso se nota. Hoy (por ayer) asumimos siempre el control de la carrera. Mis compañeros trabajaron mucho y, por fortuna, pude responder positivamente a toda la confianza que pusieron en mí', concluyó. 
 

Un avión, fue en el instante supremo de la carrera el velocista del SEP, quien atribuyó su victoria a la labor de todo su equipo.  <

/figcaption>