Amigos y rivales. Leonel Pernía es fanático de Boca y Facundo Ardusso de River. Los dos ayer, con el mejor humor, se animaron a posar con las camisetas del club de sus amores en el corazón de los boxes del autódromo.

Sin dudas que son los más futboleros del Súper TC2000. Uno tiene un pasado marcado a fuego con Boca Juniors y el otro, aunque menos intenso, vive con pasión ser hincha de River. Los dos son exfutbolistas que brillan en el automovilismo y los dos también jugaron en los clubes de sus amores. El "xeneize" Leonel Pernía y el "millo" Facundo Ardusso, compañeros del equipo Renault Sport, ayer en exclusivo para DIARIO DE CUYO palpitaron la previa del derby argentino desde boxes del autódromo El Zonda-Eduardo Copello. Los dos confían en sus equipos van a ganar y hasta se animaron a dar resultados, aunque no harán apuestas, dijeron.

Leonel es hijo de un ídolo de Boca, Vicente Pernía (luego incursión también en el automovilismo), jugó en el equipo de la Ribera y alcanzó a debutar en la Primera en 1997, antes de emigrar a la MLS, la liga estadounidense. Luego, en 2000, Pernía se volcó a los fierros y es uno de los pilotos más exitosos del país.

"Soy muy fanático de Boca e hice muchas locuras por el equipo. Una vez nos eliminaron de un torneo, creo que fue una copa internacional, y de la bronca que tenía salí a correr en medio de la noche. Corrí unos 10 ó 12 km y llegué tan cansado que me dormí", contó Pernía, quien se hizo amigo de Sebastián Battaglia y Ariel Rosada en su paso por la Reserva del club.

Ardusso, en tanto, se hizo hincha de River por su padre y jugó al fútbol hasta los 17 años, siempre de enganche ("tenía buena visión de juego, claridad y buen pase, pero no era hábil a la hora de la gambeta", se autodefinió). Vistió la camiseta del Sportivo Atlético Club Las Parejas, de su ciudad santafesina natal, y en 2005 quedó en un selectivo que hizo River en aquel lugar. Lo llevaron a Núñez y pasó otra prueba, pero a la última se ausentó. "Tuve que elegir entre el fútbol y el automovilismo. No sé si me equivoqué, pero hoy hago lo que me gusta", dijo el amigo de Nacho Scocco y de Leo Ponzio, a quienes conoció gracias al automovilismo.

Los dos ayer analizaron la previa y si bien reconocieron que Boca llega mejor, obviamente cada uno tiró agua para su molino.

"¿Mi pálpito? River va a ganar 2-0 y los goles van a ser de mi amigo Nacho Scocco". FACUNDO ARDUSSO - River


"River llega golpeado, no tuvo una semana fácil y saben que no pueden perder; se juegan muchísimo. Pero así como llegan muy mal anímicamente, el Superclásico tiene tanto alrededor que es muy fácil motivarse con las hinchadas. Ahí en la cancha se van a olvidar de todo. Creo que será un partido de ida y vuelta y que si River no hace un gol antes de los 30 minutos le puede pesar. A ellos el empate no les sirve y esa circunstancia puede ser aprovechada por Boca", señaló Leonel.

"Es verdad que Boca está mejor y que para River fue un bajón haber quedado eliminados de la Copa Libertadores, porque era el gran objetivo. Pero yo creo que River va a salir a golpear de entrada y que va a ganar. Además, a Boca no le puede salir todo bien", bromeó el líder del campeonato.

"Me juego a que Boca gana 2-1, con goles de Benedetto y Pablo Pérez. Para River, Martínez".

Los dos ayer dijeron que no tienen cábalas con el fútbol y que tranquilamente conviven en boxes sus pasiones fierreros y futboleras.

Para los fotos bromearon con el resultado y aunque están tan confiados en que sus equipos van a ganar, las apuestas quedarán para otro clásico.