En carrera. Gastón Pastén está a punto de hacer totalmente realidad su sueño dakariano, logrando completar el recorrido en su debut en la competencia.

 

Vienen de vivir fuertes emociones porque lograron arribar a suelo sanjuanino durante la competencia y siguen en carrera para cumplir hoy con el objetivo principal, que significará experimentar otro sacudón interno.


Si bien advierten que todavía queda una jornada y ambos destacan más los casi 700 kilómetros de enlace, Alberto Ontiveros y Gastón Pastén sienten que lo peor ya pasó y afrontarán el esfuerzo de hoy con la enorme motivación que al final de la jornada tendrán la medalla que solamente reciben los pilotos que logran completar todo el recorrido, o ‘dar la vuelta’, como responden la mayoría de los inscriptos en todas las categorías.


Si no aparece una sorpresa mayúscula, será la cuarta vez en que ‘Puchi’ Ontiveros estará en el podio de la celebración con su moto. El único sanjuanino que corrió más de un Dakar y que no sufrió la tristeza de un abandono agiganta más su curriculum con la carrera más peligrosa del mundo. 


“Si bien mentalmente podré estar un poco más relajado, en el aspecto físico el último día también será muy duro con el largo enlace hasta Buenos Aires”, afirmó el piloto.


Ontiveros consiguió ayer su mejor resultado de etapa, con el puesto 51, por lo que el dolor en la mano derecha por la caída de anteayer no fue insostenible. “Fue una etapa tranquila, sin mayores dificultades y la moto anduvo muy bien. Tuve que cuidar un poco porque corrí con una suspensión standard, ya que hubo que cambiar la nuestra y por eso le agradezco a mi amigo José Rodríguez, quien me prestó la de su moto”, detalló el ‘Puchi’, que se encuentra en el puesto 54 de las clasificación general.


En tanto, Gastón Pastén ya comienza a imaginarse que tantos sacrificios tendrán la mejor de las recompensas en su primer Rally Dakar. “Creo que solamente dormí cuatro horas en los últimos dos mil trescientos kilómetros pero lo que importa es que seguimos”, sintetizó el sanjuanino al mando de la Hilux #371 que ayer a la 1 de la mañana pudo reunirse con sus familiares en la puerta del vivac en El Zonda, luego de otra extenuante etapa por la rotura del cardan.


Ayer, con complicaciones menos severas, Pastén y su navegante, el cordobés Fernando Acosta, arribó en el puesto 35 de la etapa, una de sus mejores actuaciones. 


“Salimos tranquilos para cuidar la camioneta. En realidad el angelito me decía que cuidara la máquina y el diablito que acelerara. Nos encajamos un par de veces en unos fesh-fesh porque antes habían pasado los camiones y tuvimos que sacar el chapón del carter. Después, en Córdoba, como son caminos de rally, aceleré más y la camioneta respondió muy bien. Lo mejor fue que cerca del vivac vi una bandera que decía ‘San Juan-Pocito’”, describió el piloto.
 

Protagonistas


STÉPHANE PETERHANSEL - Autos - #300
“Al atacar en la segunda parte, teníamos 2’50’’ de ventaja sobre Seb (Loeb). Sabíamos que era una pista de WRC y que lo íbamos a perder de vista, pero su pinchazo nos dio un respiro. Es casi un honor disputarse la general con Seb. Es rapidísimo en algunos terrenos”.
 


SEBASTIEN LOEB - Autos - #309
“Así es la vida, qué le vamos a hacer. Hace dos días que llevábamos el machete entre los dientes para intentar rascar tiempo y ya era hora también de que la lucha terminara. Ahora mismo, las diferencias son muy grandes y prefiero bajar los brazos, porque ya no se puede hacer mucho”.


PAULO GONCALVES - Motos - #17
“No sé qué diferencia me separa del podio, pero, salvo que pase algo, veo muy difícil llegar. Sólo queda una especial corta sin navegación en la que tampoco se podrán marcar grandes diferencias. Algún minuto, como mucho, pero bueno, hasta que la carrera no acabe, seguiremos luchando”.


GERARD FARRES - Motos - #8
“Estoy aquí, hice una gran carrera y, sea cual sea el resultado, estoy feliz. Soy consciente de que aún quedan unos 60 kilómetros muy importantes. Parecen pocos, pero han dado para mucho en otras ocasiones. En fin, muy contento de estar aquí y de haber hecho un Dakar auténtico”.