El  tenis argentino está de luto: a los 92 años murió Enrique Morea , quien fue jugador, presidente de la Asociación Argentina de Tenis y uno de los símbolos de este deporte en nuestro país. Fue presidente de la Asociación Argentina de Tenis en cinco mandatos y por su valor e importancia como dirigente lo nombraron presidente honorario de la AAT. Además supo ocupar cargos en la Federación Internacional de Tenis, donde llegó a ser vicepresidente.

 

 

Como profesional, fue top ten entre 1953 y 1954. Además defendió a la Argentina en la Copa Davis y ganó un título en Roland Garros, en el dobles, en 1950. En el último tiempo su salud no le permitió disfrutar del tenis como lo hizo en el pasado, en cada tribuna a la que podía asistir. Incluso sacó pasajes para ver la final de la Copa Davis 2016 ante Croacia, pero a último momento canceló el viaje. En representación de su familia, fue una de sus hijas.

 


Su mujer, Alicia, contó que vivió cada punto prendido al televisor. El partido que Juan Martín del Potro le ganó a Marin Cilic, el cuarto de la serie, lo revivió en algunas oportunidades. Tenía una gran relación con el tandilense, quien, luego de cada partido de Copa Davis, se acercaba a Morea para regalarle su remera. Hoy, con 92 años -nació un 11 de abril de 1924- el tenis argentino perdió a una de sus grandes figuras.