Como debía. El exnúmero uno de la disciplina retornó a las canchas y lo hizo con un triunfo. Federer está de vuelta.


Tras seis meses alejado de las canchas por una lesión, Roger Federer volvió a jugar y se impuso fácilmente ante el británico Daniel Evans por 6-3 y 6-4, en su primer partido de la Copa Hopman, que se está disputando en Perth, Australia. 


El actual número 16 del ránking mundial, la más baja clasificación que obtuvo desde octubre de 2002, el suizo sólo necesitó de una hora de juego para ganarle al británico, 66to del ránking, pese a no haber podido jugar durante medio año por una lesión en la rodilla, por la cual tuvo que pasar por el quirófano. 


Suiza tiene la oportunidad de ganar a Gran Bretaña si suma uno de los dos puntos que deben disputarse aún: el individual femenino (la suiza Belinda Bencic se medirá con Heather Watson) y el dobles mixto (Bencic/Federer vs. Watson/Evans).


Federer, ex N°1, de 35 años y con el récord de títulos en Grand Slams (17), tendrá esta semana dos pruebas de fuego para conocer su estado de forma antes del inicio del Abierto de Australia (que se disputa desde el 16 al 29 de enero): el miércoles contra el alemán Alexander Zverev (N°24) y después contra el francés Richard Gasquet (N°18).


El último partido que había jugado Federer en el circuito había sido por las semifinales de Wimbledon, cuando cayó con el canadiense Milos Raonic. La imagen del ex número 1 tumbado sobre el césped tras un tropiezo fue un símbolo de su peor temporada en mucho tiempo, en la que se sometió a una -inédita- operación de rodilla izquierda, sufrió dolores de espalda y solamente pudo logró competir en siete torneos, sin ganar títulos. Los problemas físicos lo obligaron a interrumpir antes de tiempo su temporada tenística y se perdió, entre otros, los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro y el US Open. “Me lesioné bañando a mis hijos. No es la manera que buscaba para retirarme del tenis”, ironizó el tenista.


Por el otro cruce, Francia derrotó a Alemania por 2-1 gracias a los triunfos de Gasquet sobre Zverev (7-5 y 6-3) y de la pareja francesa (4-2 y 4-1, al mejor de cuatro juegos).
 

Feliz

El exnúmero uno del mundo, que se encuentra en el puesto 16 en el ránking, dijo que disfrutó el tiempo de descanso, pero que ya había comenzado a extrañar al tenis. “No puedo ser más feliz al volver de nuevo a una pista central y tener este tipo de bienvenida. Le agradezco al público por tanto afecto”, contó.