El entrenador de River, Marcelo Gallardo, advirtió que tras la dura derrota sufrida por su equipo frente a Jorge Wilstermann en Bolivia ‘queda masticar la bronca y apelar a la rebeldía‘ para intentar dar vuelta la serie en el Monumental para avanzar a semis de la Libertadores.  

 

‘Es un resultado negativo, no lo esperábamos, pero ahora queda masticar la bronca y apelar a la rebeldía, a tocar las fibras más íntimas‘, sostuvo Gallardo en la conferencia de prensa posterior al inesperado 3-0 que sufrió el millonario en Cochabamba.

 

 

 

 

 

‘Tenemos que jugar un gran partido para dar vuelta una serie de tres goles. Va a ser difícil, pero no imposible. Creo en mi equipo, vamos a tener chances, creo en el espíritu de mis jugadores‘, destacó el entrenador.  

 

Insistió Gallardo que es una serie ‘se puede dar vuelta. No va a ser la primera vez en la que se puede dar vuelta un resultado adverso y vamos a estar ante uno de los desafíos más importantes como entrenador.  

 

Sobre el desarrollo del partido, analizó que ‘fue un partido raro, difícil, ir perdiendo a los pocos minutos hizo que perdiéramos el orden y la planificación. Tuvimos el control de pelota, nos faltó más profundidad y ellos aprovecharon esos momentos para atacar nuestros espacios‘.   Fue autocrítico al señalar que su equipo dio ‘muchas ventajas‘, aunque para él la diferencia estuvo en ‘la efectividad‘.  

 

 

‘En el segundo tiempo se sostuvo el control, hubo situaciones claras, no pudimos meter un gol y ahí estuvo la diferencia, en la efectividad. Ellos aprovecharon sus situaciones y nosotros no supimos aprovechar las nuestras‘, precisó.  

 

River buscará revertir la eliminatoria el jueves próximo en el Monumental, desde las 19.15.