Dificilmente Juan Martín Del Potro haya pensado que a los 33 años su mayor objetivo iba a ser estar bien de salud para el resto de su vida y no disputar, por ejemplo, el número 1 del ranking mundial de tenis. Pero esa maldita rodilla derecha quiso que el tandilense deba estar afuera de las canchas, quizá, para siempre buscando calidad de vida en su día a día, el cual reconoció no lo tiene por los dolores constantes y que lo llevaron a "retirarse" al menos de manera transitoria. De este tema y de ese "lado B" de la Torre que tanto escondió en sus momentos más destacados dentro de los courts habló en un mano a mano con su excolega, Mariano Zabaleta, para el canal Star+. Y en ese sentido, se refirió a lo que significó una conquista histórica para él y el deporte argentino: la Copa Davis del 2016 ante Croacia. Incluso, trazó un paralelsimo con lo obtenido por Lionel Messi en la Copa América de Brasil. "Messi ganó la Copa América y ahora se lo ve como otra persona. A mi ganar la Copa Davis me dio paz. Cuando volvimos dije que iba a dormir tranquilo.

"Sólo quiero tener una vida normal como cualquier persona. Hoy no es poco para mí".

JUAN MARTÍN DEL POTRO - Extenista

Hubo un camino de sufrimiento y de cosas feas que tuve que pasar, pero eso me hizo mejor tenista y mejor persona", puntualizó y agregó "en ese equipo sabíamos que no podíamos estar sin el otro. Yo le gané a Murray en Glasgow en las semifinales, pero en esa serie pasamos por Pella y Mayer. En la final fuimos campeones por Fede (Delbonis) porque más allá de mis partidos no tendría la Copa si no hubiese sido por él". El golpe del retiro, comentó Delpo, fue uno más de una sucesión de hechos que padeció en los últimos tiempos: "Siempre tuve un escudo del que me estoy tratando de sacar capas. Si me lo hubiera quitado en los años anteriores, quizás hubiese vivido más suelto algunas cosas. Aunque siempre estaba pensando cómo le podía ganar a Djokovic, Federer y Nadal, cómo llegar a ser N´1 y sin eso no hubiese tenido la carrera que tuve", subrayó. "Pasaron cosas feas todas juntas. Cuando me operé por primera vez mi cabeza cambió: sabía que tenía que disfrutar más y dentro de ese disfrute, quería que mis viejos me acompañaran siempre. Yo pretendía otra carrera a partir de ese día. Pero me pasó que nunca me pude recuperar de la rodilla y que mi viejo falleció", cerró.-


Su deseo

Delpo se refirió a la posibilidad de ser padre y formar una familia en el futuro: "Quiero ser padre. Me gustaría tener varios hijos, no poquitos", reveló Juan Martín. Igual dijo que era a futuro: "Hoy no es el momento y no está en los planes. Me gustaría vivir en Tandil, esa foto ideal la sigo teniendo. Digo: Yo me tengo que curar la pierna porque cómo no voy a ir a andar en bicicleta con mi hijo, a jugar al tenis".

El impacto de decir adiós

Del Potro decidió colgar la raqueta hasta nuevo aviso debido a las molestias en su rodilla derecha y sobre este punto que tuvo su despedida el mes pasado en Buenos Aires, destacó que "me costó mucho tomar la decisión de jugar, pero tenía que hacer lo que sentía. Si bien agradecía los consejos y las recomendaciones, era el momento de hacer un cierre a este sufrimiento y a esta pesadilla que estoy viviendo. Sentí que era el momento de jugar en Buenos Aires porque no sabía si en febrero del año que viene iba a poder estar".

Consultado sobre la jornada más feliz de su trayectoria, puntualizó que "fui muy feliz cuando volví del US Open que perdí la final (NdR: en 2018, frente a Djokovic) y cumplí 30 años. Fue de las pocas veces que dije que fui feliz. Estaba para pelear el número 1. Y ahora estoy otra vez en esa búsqueda de ser feliz. No cierro la puerta al milagro y si no es así, estoy en esa búsqueda que es lo que quiero para el resto de mi vida".