Único antecedente. Francia y Croacia sólo jugaron una vez en un Mundial. Fue en 1998 por una semifinal y se impuso 2-1 el equipo de Zinedine Zidane, que luego se coronó.

 

 

Uno nos vapuleó 3-0 en la fase de grupos y el otro, nos "hizo precio" con el decoroso 4-3 por los octavos de final. Las dos selecciones que vencieron a la Argentina en este Mundial definen en el mediodía nuestro en Moscú el torneo. Se trata de Croacia y Francia, que en el certamen donde prevalecieron los seleccionados europeos, animarán una final inédita. De hecho, para los croatas es su primera vez en esta instancia, mientras que los galos quieren el bicampeonato luego de la gloria obtenida en su país en 1998, justamente con su actual entrenador, Didier Deschamps, como capitán.

A priori, Francia aparecía como uno de los candidatos y sin dudas resultó más efectivo que vistoso. Mientras que Croacia se hizo fuerte desde la fase de grupos y a partir de los octavos de final en adelante siempre debió jugar los 120", algo que seguramente puede ser un factor clave respecto a su adversario que aún no afrontó ningún suplementario.

Con Deschamps en el banco y un proceso que sabe de finales, como resultó hace dos años la derrota como locales en la definición ante la Portugal de Cristiano Ronaldo por la Eurocopa, Francia aparece como "el candidato". Habrá que ver cómo reaccionan los players ante uno de los dilemas históricos de su selección: el carácter en instancias decisivas.

Hace dos años, en Paris y con todo a favor, pareció "pesarles" demasiado esa responsabilidad.

Croacia se apoya en la experiencia de sus jugadores. Su paso previo para llegar al Mundial fue mediante el repechaje y con una ayuda vital por parte de Islandia. Dalic suma apenas 9 meses en su cargo, mientras que Deschamps ya superó los 80 encuentros dirigidos, marcando un récord para su país.

Zinedine Zidane fue la gran figura hace dos décadas del único mundial ganado por Francia, pero el capitán dentro y fuera de la cancha era Didier. Ese equipo superó 2-1 en una semifinal a la Croacia de Davor Zucker, en lo que era hasta este Mundial la mejor actuación del país de los Balcanes.

El extraordinario ex goleador actualmente es el presidente de la Federación de fútbol de su país y pieza clave de este gran presente.

Carlos Bianchi, un francés por "adopción", siempre les decía a sus dirigidos previo a un encuentro de esta magnitud: "Jueguen la final, pero sobre todo disfrutenla. Uno nunca sabe cuándo volverá a jugar una...". Francia y Croacia intentarán cumplir con la premisa del Virrey.


 

Historial

5

Los encuentros que disputaron Francia y Croacia hasta el momento. Tres victorias galas y dos empates es el resumen. Croacia va por su primera alegría ante los "blues".

 

 

Frases previas

 

LUKA MODRIC    Volante de Croacia

 

  • "Sólo puedo decir que nunca he dudado de mí. He respetado las expectativas de otros y sus palabras cuando no me aventuraban un gran futuro como futbolista, pero yo siempre he confiado en que llegaría al lugar donde estoy ahora. No tienes que ser alto para jugar al fútbol, lo importante son las condiciones y sobre todo las ganas que tengas".

 

 

HUGO LLORIS    Arquero de Francia

 

  • "Vemos las imágenes en Francia, pero estamos lejos de pensar que hemos alcanzado ya el objetivo. Debemos seguir en nuestra burbuja, seguir enfocados en nuestro equipo. Hemos podido superar cada desafío, pero el de este domingo será el más grande. Por el rival y porque es la final, con todo lo que rodea. Nuestro nivel de concentración debe ser muy alto".