De las últimas cosas que le han pasado al boxeo de San Juan, hay dos que renuevan esperanzas en un futuro promisorio. Una es la aparición de Santiago Pérez, un peso mediano de buen porte y manos pesadas que genera expectativa de nocaut en cada una de sus presentaciones. Y la otra, más cercana y gratamente sorpresiva la conquista del título mundial gallo de la FIB lograda por Cecilia Román hace una semana en Buenos Aires exponiendo sobre el cuadrilatero una preparación física excepcional y una metamorfosis técnica que puso en ridículo a una campeona sólida y reconocida como Carolina Duer, quien sufrió el aluvión de sus golpes y dejó boquiabiertos a la mayoría de los aficionados sanjuaninos que habían seguido su campaña.


¿Qué pasó en la vida de Román para transformarse de una pugilista aguerrida pero previsible en una peleadora pensante de ataque constante y hambrienta de gloria?: Escuchó al técnico bonaerense Juan Manuel Ledesma y decidió dar un giro a su vida deportiva.


"Cecilia vino a uno de los seminarios de combate que doy en la FAB (Federación Argentina de Box) y me dijo que le gustaría que la preparara", confió el técnico de 40 años que entre otros, ha formado pugilísticamente y entrena a Jesús Cuellar (excampeón mundial pluma de la AMB) y a Yesica Bopp (actual campeona mundial minimosca AMB).


Consultado sobre qué fórmula mágica utilizó para enderezar un arbolito que había nacido torcido, Ledesma, contó que se encontró, "primero' con una atleta ("Ceci tiene una capacidad física excepcional') y "después' con una deportista abierta a incorporar nuevos elementos a su preparación.


"Empezamos desde cero corrigiendo la posición de su guardia, incorporamos los desplazamientos y los giros, mejoramos el balance del cuerpo en los golpes básicos y en los golpes derivados tratando ser más prolijos en los lanzamientos y eficaces en la búsqueda del objetivo', explicó el entrenador que esta noche estará en el rincón de "La Tutti' Bopp quien expondrá su cetro ante la colombiana Olga Julio en Montevideo.


Román contó que muchas veces llegó a la pensión donde se alojó en Buenos Aires, con dolores en todo el cuerpo, producto del cambio de intensidad del trabajo diario. "Lo de Cecilia fue día a día, ella se iba de acá a su casa y yo le decía: mañana vos tener que venir con esto aprendido. Se sacrificó mucho y así obtuvo el resultado que buscamos', contó Ledesma. El técnico acotó que, "por la base física' de la sanjuanina, los tiempos se acortaron.


Les habían ofrecido hacer la pelea en marzo pasado en San Juan. La propuesta fue rechazada de plano por la boxeadora y por su técnico. Decisión ésta que contrarió los intereses de Carolina Duer que, apoyada por el gobierno, montó las defensas de su título mundial mosca FIB realizadas por Leonela Yúdica. Hubo algunas presiones a las que la boxeadora no se rindió. "No aceptamos porque sabíamos que no llegaríamos preparados como queríamos y no tendríamos chances de victoria', dijo Ledesma, al respecto.

Ledesma y Cecilia no aceptaron la pelea en marzo porque entendieron que no les alcanzaba el tiempo de trabajo para subir al ring con chances de victoria.

 

Ledesma pensó que la pelea sería distinta

 

Con respecto a lo específico para el combate, Ledesma contó que dos semanas antes le dijo a Román que estaba todo bien, que quedaba solo soltarse. "Habíamos conseguido mecanizar movimientos, los golpes los tiraba bien y como veía que estaba muy concentrada en lograr el recorrido perfecto y muy atenta al balance del cuerpo, le pedí que se olvidara de la técnica y que buscara cantidad de impactos'.


Sobre la pelea en sí, explicó que la idea era salir a tirar desde el principio, tratando de ahogar a Duer, como ocurrió; pero que nunca imaginó que ganarían los cuatro primeros asaltos. "Sabíamos que Carolina es una boxeadora potente y de experiencia y nos arriesgábamos a recibir alguna contra. Pensé que perderíamos los primeros rounds pero que no nos aguantaría la intensidad desde el quinto en adelante', asumió con sinceridad Ledesma.


El entrenador explicó que ante esa agradable realidad modificaron sobre la marcha la estrategia. "Ceci se ahogó un par de rounds, el sexto y el séptimo, pero en los tres finales, con traslación y anticipo terminó de consolidar el triunfo', contó quien transformó pugilísticamente a Román.


Consultado sobre el fallo mayoritario que adjudicó la victoria a su boxeadora, Ledesma expresó que cree que ganaron con mayor amplitud que la otorgada en las tarjetas. "Como le dije, creo que los rounds donde Cecilia cambió el aire y mermó la intensidad de su ataque, son para Carolina. Después, por ser la campeona yo le adjudicaría un round más, creo que la victoria fue más amplia, pero ya está. Lo importante es que pudimos consolidar sobre el ring todo lo que trabajamos en el gimnasio, que no nos equivocamos en preparar la pelea en nuestros tiempos, que el resultado final fue el que buscábamos y se consiguió poniéndole el pecho a las balas, entrenando hasta el cansancio, con una gran convicción', concluyó.