Los dos coach que estuvieron en la final dieron su opinión luego del partido. Alejandro Gutiérrez (DT de Estudiantil) aclaró: “Fue un partido bastante complicado. Ya lo había visto a Albardón y marca en rombo aprovechando la contextura física de sus jugadores y el buen arquero que tienen. Fue muy difícil abrirlo, pero gracias a Dios podemos estar festejando. Nunca pasamos en superioridad numérica en el contragolpe porque ellos tenían tres parados atrás. Para lo chicos esto tiene que ser algo inolvidable. Ellos tenían la obligación de continuar con los buenos resultados. Estaban muy ansiosos”.

El entrenador de Sarmiento de Albardón, Maximiliano Salinas, aclaró a su vez que “fue muy cerrado. El que hiciera el primer gol podía ser el ganador. Salió así, perdimos, pero era sabido que iba a ser difícil. Yo tenía mucho miedo por el chico que juega atrás (Castro) pero creo que lo neutralizamos. Es más, el primer gol fue de rebote, porque la tocó un chico mío en el arco y entró. La verdad, me voy muy conforme y si bien a uno le gusta ganar, acá hay chicos que tienen mucho futuro”. En cuanto al próximo torneo, Maxi dijo: “El equipo del año que viene también es muy competitivo así que espero que nos vaya de esta forma”.