Gonzalo "Pity" Martínez salió de su casa, en el barrio porteño de Belgrano, para subirse a su Audi blanco e ir a entrenar: encontró a su vehículo completamente quemado. 

 

El hecho se produjo en la medianoche, en la puerta de la casa del jugador de River, donde tenía estacionado su auto.